Bibliotecología y Documentación UTEM: Incentivando la investigación desde el pregrado

Autor: Daniela Arce V.|
Potenciar la carrera, explorar intereses y fomentar el pensamiento crítico son sólo algunos de los beneficios que obtienen los alumnos de esta carrera con el desarrollo de la investigación en la etapa formativa.

Motivar a que los estudiantes de pregrado de Bibliotecología y Documentación se conviertan en futuros investigadores es uno de los principales objetivos de la iniciativa que hace tres años lleva adelante la académica de la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM), Cherie Flores Fernández, fomentando la incorporación a diversas publicaciones internacionales y aportando a una cultura investigativa desde el comienzo formativo, con el sello de esta casa de estudios.

Si bien fue hace ocho años cuando Flores Fernández comenzó a involucrar a los y las alumnas en el proceso de investigación, la instancia con los años se fue repitiendo hasta que desde 2019 se comenzaron a implementar revisiones sistemáticas de la propia disciplina en la asignatura Seminario de Investigación, donde los estudiantes participan de todo el proceso de investigación, desde la elección de la temática a investigar hasta la recogida y análisis de datos.

Hasta ahora han sido incluidos en diversas publicaciones indexadas en WoS (Web of Science), como Nutrición Hospitalaria y Revista Española de Documentación Científica; o indexadas en la base de datos Scopus, como Información, Cultura y Sociedad; la Revista Cubana de Información en Ciencias de la Salud y la Revista de la Sociedad Española del Dolor, entre otras. También lo han hecho, por ejemplo, en la Serie de Bibliotecología y Gestión de la Información de la UTEM.

Es importante publicar en revistas internacionales e indexadas, pues esto aportará a la visibilidad de la investigación, además de darle cierto prestigio”, señala Flores Fernández.

Se trata de un proceso en que la académica va trabajando paso a paso como profesora guía con los y las alumnas, “con el uso de la estrategia de aprendizaje denominada fragmentación, que permite dividir una tarea compleja en varias tareas pequeñas y sencillas, generando retroalimentación durante todo el proceso y no solo al final de la entrega”, explica Flores Fernández.

Al trabajar con evaluaciones de tipo formativo, se intenta que el estudiantado pueda aprender durante el proceso, logrando un óptimo resultado.

Las labores

Los alumnos y las alumnas suelen trabajar haciendo revisiones documentales sistemáticas de la literatura -lo que se usa intensamente en el mundo de la salud- análisis bibliométricos y estudios cuantitativos de la literatura, algo que los estudiantes deben aprender y aplicar.

Uno de los participantes de estas investigaciones es Matías Santander Campos, estudiante de quinto año de Bibliotecología. En el segundo semestre de 2021, junto a otros dos compañeros, fue parte de la investigación “Criterios de Gestión y Desarrollo de Colecciones en Museos: Revisión Sistematizada” para la revista General de Información y Documentación de la Universidad Complutense de Madrid, que trataba sobre la gestión de colecciones en museos.

Tuvimos que definir los parámetros de la investigación, revisar la literatura seleccionada y, en base a ello, redactar el cuerpo de la publicación”, dice Santander Campos.

Este tipo de iniciativas contribuye a que los estudiantes se motiven y se conviertan en investigadores. La académica comenta que “cuando está el trabajo metodológicamente de base bien hecho y es publicable, busco las instancias para que eso se pueda concretar y los estudiantes no sientan que son horas perdidas. Porque es un trabajo importante. Hacer estos análisis toma varias horas y pueden servir para aumentar el conocimiento en una disciplina”.

María Paz Rioseco, titulada de Bibliotecología, ha estado colaborando en esta dinámica desde que era estudiante. Fue coautora de investigaciones relacionadas con la biblioterapia para la Revista Cubana de Información en Ciencias de la Salud y para la Revista General de Documentación e Información. Actualmente, Rioseco sigue trabajando en otras investigaciones con la académica.

Explorando intereses

La iniciativa beneficia tanto a los estudiantes como a la Universidad. Flores Fernández explica que “es interesante para un estudiante de pregrado participar en investigaciones como éstas o que sus trabajos sean considerados para ser publicados. Es un incentivo a dar lo mejor en el ámbito académico y un plus para la formación de pregrado”.

Para los estudiantes ha sido clave participar, porque así indagan sobre temas de investigación útiles e interesantes para su formación. “Nos permite explorar nuestros intereses de forma académica, es decir, nos da la libertad de construir algo sobre un tema determinado de nuestra profesión”, señala Santander Campos. Y Rioseco Vergara agrega: “Poder ser parte de este tipo de instancias es súper importante, porque fomenta el pensamiento crítico y hace que te familiarices con los procesos de investigación, además que enriquece tu formación”.

Etiquetas:

Los comentarios están cerrados.

UTEM-TV

NOTICIAS

Más vistos

WordPress Lightbox